Un simple tip para que tus sesiones de mejora viajen a la velocidad de la luz

El equipo Rocket acaba de terminar su última iteración de trabajo y se encuentra en una sesión de mejora, también llamada Retrospectiva. En esta última iteración el equipo no logró cumplir todos los objetivos trazados y están a la mitad de una conversación al respecto.
 
  • Facilitador: “Bueno chicos, no llegamos a cumplir con todos los objetivos trazados para esta iteración, ¿qué ocurrió?”
  • James: “Yo creo que fuimos muy optimistas al plantear los objetivos”
  • Jessy: “¡¡Nada que ver!! Los objetivos eran fácilmente realizables por el equipo. El problema claramente es Giovanni. Él es una persona poco profesional, muy descuidada, desprolija y nada responsable!!!”
  • Giovanni: “O_O!”
 
 
Seguramente te has encontrado algunas veces con escenarios similares dentro de reuniones que buscan mejorar la forma de trabajo y que terminan en largas discusiones sin llegar a una solución.
 
Muchas veces estas discusiones se originan por inferencias que hacemos sobre las otras personas basada en juicios y filtros personales (los cuales tomamos como datos y hechos irrefutables) que terminan armando una imagen incompleta de la realidad.
 
Para situaciones como estas puede resultar útil conocer la escalera de inferencias.
 
La escalera de inferencias es un modelo que nos sirve para entender cómo, mentalmente,  llegamos desde nuestras observaciones hasta la toma decisiones. Bajo este modelo se tienen los siguientes peldaños:
 
  • Primero se realiza una observación de lo que pasa en nuestro entorno. Observaciones o hechos concretos.
  • Luego, intervienen nuestras interpretaciones de los hechos. Es cuando se busca dar  un significado a  las observaciones o hechos concretos.
  • Posteriormente entran en juego nuestros juicios u opiniones sobre lo que interpretamos que ocurre. Es aquí donde podemos catalogar algo como ‘bueno’ o ‘malo’, ‘responsable’ o ‘irresponsable’, etc.
  • Por último, a partir de nuestra interpretación de la situación y de los juicios que hacemos sobre ella, generamos conclusiones y tomamos decisiones sobre cómo actuar.

 
Este proceso acontece muy rápido en nuestra mente, y por lo general no somos conscientes del mismo, por lo que nuestras acciones se tornan en automáticas. Reconocer el proceso y tomar consciencia del mismo nos ayuda a conocer mejor nuestras suposiciones, juicios y toma de decisiones.
 
Veámos cómo un facilitador puede aplicar este concepto a nuestro ejemplo:
 
(siguiendo la conversación anterior)
 
  • Facilitador: “Jessy, me puedes comentar ¿Qué observaste para llegar a esa afirmación?”
  • Jessy: “Claro. El Jueves, un día previo a la entrega, Giovanni se fue de la oficina temprano, creo que le dijo algo a James, pero eso no importa. El punto es que mientras todos estábamos tratando de cumplir con la entrega Giovanni se fue y nos dejó abandonados.” 
  • Facilitador: “Y eso ¿Qué te hizo pensar o con qué lo relacionas?”
  • Jessy: “En muchos equipos en los que he estado las personas que generan más obstáculos que otra cosa son personas despreocupadas y poco responsables, que se van temprano sin importarle el resto.” 
  • Facilitador: “Ya veo, y eso, ¿Cómo se relaciona con Giovanni?”
  • Jessy: “Obviamente es una muestra de que Giovanni es una persona de ese tipo que no valora el trabajo del resto y no le importa el compromiso, y que evita que lleguemos a los objetivos trazados.”
  • Facilitador: “Entiendo. Giovanni, ¿Qué opinas sobre lo que menciona Jessy?”
  • Giovanni: “Bueno, la verdad es que lo que menciona Jessy es cierto con respecto a que ayer salí de la oficina a las 5pm. Pero lo explico.”
  • Giovanni: “A las 4pm junto a James, nos dimos cuenta que faltaban algunas fotos para la entrega, así que, luego de charlarlo, decidimos que saliera a tomarlas antes de que cayera la noche. Dado que cuando terminé eran las 7pm y James me dijo que ya se estaban yendo, quedé en subir las fotos desde mi casa.”
  • Jessy: “Ohh, no sabía eso… Siento lo que dije.”

 
Quizás te haya ocurrido algo similar, así que, teniendo en cuenta que es parte de nuestra naturaleza atravesar la escalera de inferencias, te invitamos a tenerla presente en tus sesiones de mejora para ayudar a destrabar situaciones complicadas o para notar tus propias escaleras.
 
Artículo co-creado con Israel Antezana
 

Hiroshi Hiromoto

Hiroshi Hiromoto
Hola! Mi nombre es Hiroshi y trabajo como Agile Consultant ayudando a organizaciones a adoptar agile y seguir mejorando continuamente. En este site comparto mis experiencias buscando difundir este tema que me apasiona!! Si te interesó algún artículo compártelo y si estás en desacuerdo con alguno coméntalo y conversemos!!
Más info

Libro Recomendado